(Bloomberg) — El Gobierno japonés planea extender por dos semanas más el estado de emergencia por el virus para Tokio y gran parte del país, en tanto que los altos niveles de infecciones de la variante delta continúan ejerciendo presión sobre el sistema médico.

El Gobierno le ha dicho a la coalición gobernante que planea extender el estado de emergencia en Tokio, Osaka y otras 17 prefecturas hasta el 30 de septiembre, informó la emisora pública NHK el miércoles.

También hay planes para normalizar gradualmente la economía con el uso de certificados de vacunas incluso en áreas en estado de emergencia, dijo NHK en un informe separado. Las restricciones a los restaurantes y bares se aliviarían si están certificados, mientras que las personas completamente vacunadas podrían hacer viajes nacionales, señaló.

Se esperaba que el ministro de Economía, Yasutoshi Nishimura, el zar del Gobierno para la política de coronavirus, hiciera formalmente la recomendación el jueves por la mañana. Generalmente, el primer ministro Yoshihide Suga suele consultar con expertos y hace oficial la recomendación poco después.

La medida se produce menos de una semana después de que Suga anunciara su renuncia luego de una caída del apoyo público mientras luchaba por contener el aumento de casos a niveles récord. Su reemplazo enfrenta la difícil tarea de equilibrar los esfuerzos para controlar el virus con la necesidad de apoyar la economía y trazar un camino a seguir para normalizar la actividad.

En todo Japón, 21 prefecturas y áreas se encuentran actualmente en estado de emergencia y las medidas cubren a más del 70% de la población.

Con el tiempo, los estados de emergencia, que tienen poca fuerza legal, se han vuelto menos efectivos en cambiar el comportamiento de las personas. A pesar de la amenaza de multas, muchos bares y restaurantes están ignorando las instrucciones de cerrar temprano y dejar de servir alcohol.

Los casos en Tokio han caído de un máximo de 5.773 el 13 de agosto a 1.834 el miércoles. Si bien las cifras han bajado, todavía se encuentran en algunos de sus niveles más altos durante la totalidad de la pandemia.

Japón tardó en comenzar con su programa de vacunación, pero el país ha ido ganando velocidad, con 48% de su población ahora completamente vacunada. Esto se compara con 53,8% en EE.UU., que inició su programa varios meses antes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí