La economía de Panamá se contrajo en más de un tercio en el segundo trimestre, en una de las crisis más profundas del mundo, dado que las medidas drásticas para frenar la pandemia paralizaron la actividad.

El producto interno bruto se desplomó 38,4% en el segundo trimestre respecto al año anterior, dijo el miércoles la agencia nacional de estadísticas. El resultado es un shock para un país que había disfrutado de una de las tasas de crecimiento más fuertes en América en la última década.

La contracción fue liderada por una caída de 89% en la actividad de construcción y una caída de 53% en la minería. Los servicios financieros salieron relativamente ilesos, con una contracción de 1,5% durante el período.

S&P Global Ratings redujo la calificación crediticia de la nación un nivel a BBB el martes, citando la pérdida de ingresos del gobierno debido a la “fuerte” contracción. La economía se reducirá 9% este año, pero se recuperará 7% en 2021 a medida que se recupere de los confinamientos, escribió S&P.

Bloomberg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí