(Bloomberg) — Un miembro clave de la autoridad electoral de Perú se hizo a un lado el miércoles por la noche, creando un nuevo obstáculo para la declaración del ganador en las elecciones presidenciales del 6 de junio.

Luis Arce formó parte del comité de cuatro miembros encargado de pronunciarse en materia electoral y, en última instancia, de declarar el resultado. Dijo que ya no participaría en el proceso luego de que el jurado rechazara 10 apelaciones del partido de la candidata Keiko Fujimori, quien afirma que hubo fraude.

El tribunal electoral, conocido como JNE, dijo en Twitter que está estudiando las implicaciones legales de la decisión de Arce y tomará medidas para salvaguardar la democracia y evitar que esta afecte la culminación del proceso electoral.

Con todos los votos contados, el candidato de izquierda, Pedro Castillo, está ganando la segunda vuelta con el 50,1% de los votos contra el 49,9% de Fujimori, que se ha negado a reconocer la derrota y exige que las autoridades electorales revisen las papeletas consideradas irregulares por su partido. El ganador asumirá el cargo el 28 de julio.

Fujimori dice que hubo muchas irregularidades en las elecciones, aunque el Gobierno de Estados Unidos las describió como “libres, justas, accesibles y pacíficas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí